Berenjenal desconfiable


P: Es verdad que, hasta este momento, el COVID-19 ha estado controlado aquí. Las cifras del gobierno son un berenjenal desconfiable, pero hay muchos otros indicios de que, hasta este momento, no nos ha ido mal. -BTG


R: La aseveración, «hasta este momento, no nos ha ido mal», es un reconocimiento más de la realidad que hemos venido pregonando desde este espacio.

«La verdad sobre la pandemia COVID-19 en Puerto Rico es que se encuentra actualmente bajo control.» -JB

Agradecemos la iniciativa del Dr. Jaime Claudio, Director Ejecutivo de COSACO, extendiéndonos su invitación como columnista invitado de COSACO para ayudar a clarificar el «berenjenal» de datos. En eso precisamente consiste la misión de COSACO: científicos académicos y otros expertos que ofrecen sus aportes, con total libertad de cátedra, acorde con la misión de aspirar a la sabiduría mediante el acopio de datos transformados en información que nutran el conocimiento individual y colectivo.


Tomamos excepción del adjetivo «desconfiable» que BTG le adjudica a las cifras de la pandemia publicadas actualmente por el Departamento de Salud. Los canales oficiales de comunicación podrán ser confiables o no de acuerdo con la preferencia política del lector, pero los datos actuales son fiables. Lo que es desconfiable es el berenjenal de opiniones desinformadas y el déficit de capacidad analítica para interpretar correctamente los datos.


Se equivoca BTG en su apreciación al confiar más en las cifras del Fideicomiso de Salud Pública que, según él, «logró lo que el Departamento de Salud no ha logrado, que es contar con bastante precisión las pruebas moleculares hechas en la isla.» El Fideicomiso ofreció, correctamente, datos crudos sobre las pruebas moleculares, crudos porque contenían duplicados.


Sin embargo, fueron los científicos de carrera del Departamento de Salud, luego de semanas de intenso trabajo de depuración de un banco de datos deficiente diseñado por consultores externos, quienes ofrecieron por primera vez los datos depurados de duplicación que permitieron estimar con mayor precisión la curva epidémica de casos COVID-19 en Puerto Rico. Los datos crudos ofrecidos por el Fideicomiso confirman los datos depurados del Departamento de Salud.


Por otro lado, es muy acertada la cautela que expresa BTG en su columna sobre la reapertura del sector económico en Puerto Rico durante la pandemia. Un llamado similar a la cautela, a «no bajar la guardia», ha sido expresado reiteradamente desde este espacio, así como la necesidad de implementar un «triángulo protector» ANTES de flexibilizar las medidas de mitigación.


Es comprensible cuán aturdida queda la opinión pública recibiendo información inconsistente, oficial y anecdótica, por tantos meses y que ahora por fin puede ser aclarada con rigor científico. Podemos confiar o no en el mensajero, pero no se debe desconfiar de la verdad de los hechos, sean favorables o no a una tribu ideológica o política.


En el deporte, la función de un árbitro es cantar las jugadas como las ve, independientemente a que los fanáticos de uno u otro bando le griten «pillo» desde las gradas. Su compromiso es con la verdad. Esa es la función de un epidemiólogo acreditado en un campo tan politizado como la salud pública.


Agradecemos a COSACO la oportunidad de orientar a la opinión pública desde nuestras cápsulas informativas y consultas epidemiológicas, con voz independiente, sin necesariamente representar las posturas oficiales de COSACO.



### Rev 2020.06.15 Nota: Se invita al lector a someter preguntas y a expresar su opinión y/o sus dudas sobre las ideas aquí expresadas escribiendo a JBecerra@cosacopr.org. Toda correspondencia será considerada para ser discutida en esta sección. Gracias.



Editor in Chief:


José Becerra, MD, MPH, FACPM

Atlanta, GA & San Juan, Puerto Rico


Retired Centers for Disease Control Medical Epidemiologist


Adjunct Associate Professor of Epidemiology and Biostatistics

Graduate School of Public Health

University of Puerto Rico - Medical Sciences Campus

38 vistas