Cápsula informativa 2020.05.15


Cápsula informativa: El Dpto de Salud informa que las muertes confirmadas de COVID-19 acumuladas hasta hoy 15 de mayo @7:00am suman 122.


Muertes asociadas a COVID-19: diarias y acumuladas

(por fecha de defunción)


De las 122 muertes, 120 corresponden a residentes de Puerto Rico. Siendo 2,933,404 la población estimada de PR para el 2019, la tasa cruda de mortalidad por COVID-19 sería 4.1 por 100,000 habitantes, comparada con 0.5 por 100,000 para Corea del Sur, país que implementó medidas tempranas de disponibilidad de pruebas, aislamiento precoz de los contagios y rastreo de contactos. Utilizando la población (más joven) de la República de Corea como referente, la tasa de mortalidad por COVID-19 ajustada por edad sería 3.5 por 100,000 para PR. Esta tasa sería 7 veces mayor y correspondería a 88 de las 120 muertes por COVID-19 que se hubieran podido prevenir si en PR se hubieran implementado tempranamente medidas similares a las del país asiático.


No sería apropiado usar la mortalidad estadounidense como referente para PR. Su magnitud refleja la implementación tardía e inconsistente de las medidas de contención. Las 88,000+ muertes por COVID-19 en EEUU reportadas al día de hoy (todavía subregistradas) representarían una tasa cruda de 26.6 por 100,000 habitantes, muy superior a la de Corea del Sur, irrespectivo de las diferencias de sus respectivas pirámides poblacionales.

Fuente: https://ourworldindata.org/coronavirus-usa


Sin embargo, este análisis preliminar de defunciones prevenibles debido a COVID-19 se debe contextualizar en el marco de al menos dos consideraciones. Primero, en ausencia de una fase de contención, PR pasó directamente a una fase de mitigación que ciertamente previno cientos, si no miles, de muertes por COVID-19. Segundo, en PR ocurren cerca de 2,400 muertes mensuales por todas las causas.

Fuente: Informe anual Defunciones 2016

Fuente: Dashboard DS [15 mayo 2020]

El aparente aumento de mortalidad general reportado en marzo del 2020 merece estudio y análisis (las defunciones del mes de abril todavía están incompletamente reportadas), particularmente en el contexto de un descenso en la población por las recientes olas de emigración.


Posibles causas del exceso en mortalidad podrían ser un subregistro de las defunciones asociadas a COVID-19 y/o un aumento en mortalidad asociada a otras causas debido a la interrupción de servicios médicos ambulatorios (por cierres de oficinas médicas) y hospitalarios (por temor de asistir a los hospitales) necesarios para atender otras condiciones de salud, agudas y crónicas. Como sea, la contribución del aparente exceso de mortalidad es relativamente baja y debe también dirigir la debida atención a las otras causas de muertes en PR con potencial de prevención, tal como el cancer, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, los homicidios y los suicidios.


Ante la ausencia de datos fiables que nos permitan construir y actualizar la curva epidémica de COVID-19 en la isla, la curva de mortalidad, junto a los datos hospitalarios, son los datos más fiables, aunque rezagados, para tomarle el pulso a la pandemia COVID-19 en PR. Mientras se siga reportando un promedio de 2-3 muertes diarias, eso sería indicio de transmisión, controlada pero constante, en la comunidad. El potencial de un repunte existe, haciendo necesario reforzar el triángulo protector de los tres muros de contención para controlar la pandemia mientras paulatinamente se reabre al país.


No es momento de bajar la guardia. La República de Corea del Sur nos debe servir de ejemplo para reforzar esos muros de contención. Expandir el modelo de Villalba a otros municipios, integrado a las operaciones regionales y centrales del Departamento de Salud, es un paso en la dirección correcta. -Editor


EDITORIAL Nuevo Día: Por su parte, ante los múltiples tropiezos del gobierno central que han retrasado la respuesta epidemiológica, varios municipios, encabezados por Villalba, han asumido el liderato para administrar pruebas confiables y rastrear a contactos de personas contagiadas. Estas acciones son imprescindibles para detectar y aislar los focos de infección.

Otras cápsulas Informativas


Estadísticas vitales de la pandemia COVID-19



José Becerra, MD, MPH, FACPM

Atlanta, GA & San Juan, Puerto Rico


Retired Centers for Disease Control Medical Epidemiologist


Retired Associate Professor of Epidemiology and Biostatistics (Ad Honorem)

University of Puerto Rico - Medical Sciences Campus

Graduate School of Public Health

Maternal and Child Health / Human Development Program

982 vistas