• José Becerra M.D., M.P.H.

COVID-19 y la prensa

Actualizado: jun 15

EDITORIAL En una democracia, la función de la prensa es informar independientemente del oficialismo. Tanto la derecha como la izquierda política necesita el referente de un centro que permita calibrar la verdad de los hechos. Para llenar ese espacio surge el periodismo investigativo. Sin embargo, muchos confunden el periodismo investigativo con el periodismo ideológico. Cuando leemos la prensa comercial debemos entender que su propósito es otro: el interés comercial. Vende más lo novedoso que apela a las emociones que la verdad racional. Las primeras planas se reservan para lo sensacional; junto a las esquelas, si queda espacio, queda relegada la verdad. Cuando leemos el periodismo ideológico debemos entender que su propósito es ese: promover una ideología. Distinto a los regímenes totalitarios, en una democracia se debe fomentar la lectura de la prensa de todas las vertientes para estar informados de todas las opiniones. Sin embargo, para consultar opiniones expertas sobre un tema, sobre todo en temas científicos, se recomienda consultar fuentes autorizadas, no autorizadas por ninguna autoridad ni oficialismo, sino por la única autoridad que cuenta: la autoridad de la experiencia con credenciales de veracidad. Así que si usted quiere saber cuál es la verdad sobre la pandemia COVID-19 en Puerto Rico, no se recomienda que su fuente primordial de información sea ni la prensa comercial ni la prensa ideológica ni el oficialismo. En vez, consulte fuentes científicas acreditadas que no dependan del protagonismo mediático para ejercer su función de orientación, esas que sirven de árbitros fiables que con probada integridad declaran la verdad donde quiera que se encuentre: derecha, izquierda o centro. La verdad sobre la pandemia COVID-19 en Puerto Rico es que se encuentra actualmente bajo control. ¿Se imaginan ese titular en la portada de El Nuevo Día? Sería inimaginable; ese titular no vende y parecería propaganda partidista a favor de la actual administración política. Sin embargo, si usted escucha los 90 minutos de la conferencia de prensa de los científicos de carrera del Departamento de Salud el pasado miércoles, Departamento de Salud ofrece actualización de respuesta ante COVID-19 https://youtu.be/qKfrspqtOvk ésa es la conclusión innegable. Los datos se han depurado con mucho sacrificio y esfuerzo; no son datos perfectos, continúan mejorándose y reclasificándose para lograr mayor consistencia interna (con los datos históricos locales) y externa (con los datos de otras jurisdicciones y países). La curva epidémica y la curva de mortalidad reflejan que la pandemia COVID-19 se encuentra actualmente bajo control en Puerto Rico. Los datos de mortalidad son mas fiables que los datos de la curva epidémica, pero una triangulación de los datos disponibles, incluyendo la tendencia de las hospitalizaciones por COVID-19, nos permite concluir con razonable certeza que la pandemia se encuentra bajo control en la isla, con la excepción de brotes aislados. Eso no significa que continuará bajo control luego de la anunciada flexibilización de las medidas de mitigación, ni necesariamente justifica la severidad ni la duración de éstas; sólo indica el grado de control actual que sirve de base para monitorear el futuro progreso de la pandemia. El SARS-CoV-2 continúa entre nosotros; su transmisión comunitaria persiste; pero se encuentra bajo control por ahora, a pesar de la deficiente infra estructura salubrista y la fragilidad del sistema informático. En otro lugar hemos elaborado algunas teorías sobre el por qué esto es así. Idealmente se prefieren los datos del comienzo de síntomas, que provienen de las investigaciones epidemiológicas de los casos, para trazar la curva epidémica. En ausencia de esos datos, se ha utilizado la fecha de la toma de muestra de las pruebas moleculares sin duplicar como la mejor aproximación a esa fecha. Esperamos que pronto se vinculen los datos de las investigaciones epidemiologicas con los de laboratorio para mejorar la fiabilidad de la curva epidémica. Así también, esperamos que la mayor disponibilidad de las pruebas moleculares permitan una mayor cobertura para detectar a un mayor número de contagios. Aún cuando los datos actuales subestimen la magnitud total de los casos COVID-19 en la isla, la validez de la curva epidémica se sostiene por la frecuencia relativa de los casos detectados diariamente. La coexistencia de pruebas serológicas, importantes en el contexto clínico y en estudios de seroprevalencia, no altera la validez epidemiológica de la curva epidémica basada en pruebas moleculares sin duplicar. Existen otros hallazgos y conclusiones preliminares que se derivan de los hallazgos reportados por los científicos de carrera del Departamento de Salud el pasado miércoles. Invitamos al lector a examinarlos directamente en los comunicados de prensa que emiten diariamente. Deben ser estudiados minuciosamente, incluyendo cada anotación técnica aclaratoria. Le corresponde al periodismo investigativo —no ideológico— hacer preguntas, sugerir modificaciones, aclarar dudas, añadir interpretaciones y su crítica constructiva, sin sembrar falsas dudas en la legitimidad de los datos, ni abonar teorías conspirativas que poco ayudan a esclarecer la verdad de los hechos y que sólo persiguen el protagonismo mediático de sus proponentes. Como organización que aspira a la sabiduría mediante el acopio de datos transformados en información que nutra al conocimiento individual y colectivo. COSACO —todavía en proceso de formación en la búsqueda de su propia identidad— debe fomentar ese tipo de periodismo investigativo, libre de sesgos ideológicos y exento de agendas personales que empañen la vocación científica. En ese nicho se ubicará la postura editorial consensuada de este espacio dedicado a las cápsulas informativas y a las consultas epidemiológicas dentro de COSACO.


Miembros de COSACO tienen la libertad de emitir expresiones a nivel personal pero el comité ejecutivo, a su discreción, podrá ser o no solidario con esas expresiones.

### Rev 2020.06.14 Nota: Se invita al lector a someter preguntas y a expresar su opinión y/o sus dudas sobre las ideas aquí expresadas escribiendo a JBecerra@cosacopr.org. Toda correspondencia será considerada para ser discutida en esta sección. Gracias. Editor in Chief: José Becerra, MD, MPH, FACPM Atlanta, GA & San Juan, Puerto Rico Retired Centers for Disease Control Medical Epidemiologist Adjunct Associate Professor of Epidemiology and Biostatistics University of Puerto Rico - Medical Sciences Campus Graduate School of Public Health

0 vistas